"move","move-archlab","mOve architecture laboratory","ricardo montoro coso","franca alexandra sonntag"

"move","move-archlab","mOve architecture laboratory","ricardo montoro coso","franca alexandra sonntag"

     
 
"move","move-archlab","mOve architecture laboratory","ricardo montoro coso","franca alexandra sonntag"
"move","move-archlab","mOve architecture laboratory","ricardo montoro coso","franca alexandra sonntag"
"move","move-archlab","mOve architecture laboratory","ricardo montoro coso","franca alexandra sonntag"
move, move-archlab,
"move","move-archlab","mOve architecture laboratory","ricardo montoro coso","franca alexandra sonntag"
 
 
 

 

 

   
  Move-archlab, move architecture laboratory, ricardo montoro coso, franca alexandra sonntag
  el mercado y la ciudad
   
 
franca alexandra sonntag, ricardo montoro coso, move architecture laboratory, move-archlab
 
 
franca alexandra sonntag, ricardo montoro coso, move architecture laboratory, move-archlab
_new enclosure / structure / salesroom / platform / municipal services / cafe / additional services
 
 
franca alexandra sonntag, ricardo montoro coso, move architecture laboratory, move-archlab
_siteplan
 
 
franca alexandra sonntag, ricardo montoro coso, move architecture laboratory, move-archlab
_ground floor
 
 
franca alexandra sonntag, ricardo montoro coso, move architecture laboratory, move-archlab
_section
 
 
franca alexandra sonntag, ricardo montoro coso, move architecture laboratory, move-archlab
_detail
 
 
 
 
Competition Concurso de ideas Recuperación del antiguo Mercado de Abastos
Category Comercial
Client Colegio Oficial de Arquitectos de Almería
Location Roquetas de Mar
Year 2014
   
   
   
   
   
_TEXT español  


Todo comienza con la acción de mirar. Seguidamente la acción de ser visto. Una acción dual: mirar sobre la ciudad y a su vez, ser mirado, creando un elemento de orientación. El mercado se convierte en un escaparate urbano debido a los flujos que concentran las arterias paralelas a las fachadas este y sur. El mercado como nexo de la ciudad y la ciudad como nexo del mercado. La propuesta reflexiona sobre la capacidad de interactuar y revitalizar el entorno en el que se inserta. Conservar y poner en valor las preexistencias, un diálogo entre ambas. Rehabilitación de lo existente y puesta en valor de las vistas como herramientas arquitectónicas.

Tanto el mercado como el espacio urbano adyacente son tratados como un gran espacio publico de oportunidades. El mercado como espacio público, como lugar de actividad, de venta, pero también de reflexión, de puesta en común, de comunidad. Un espacio intermedio entre la ciudad y el mercado, un lugar de transición y de cohesión. Una oportunidad de reconfigurar el entorno, un Mercado y plaza. Esta plataforma propone dinamizar y reconducir los flujos que se producen en el perímetro generando un plano continuo entre la calle y la cota elevada del mercado. Un espacio exterior cualificado, un ámbito recuperado para la ciudadanía.

Se define el mercado como un lugar abierto no sólo desde la venta, sino parte integrante de un sistema de espacios urbanos públicos. Una nueva topografía que reconfigura las vistas y las relaciones espaciales con su contorno. Tanto un lugar de paseo, como de reunión, como lugar de encuentro, de conexión, expresión y comunicación; es decir un paisaje urbano donde el ciudadano es el agente principal.

Este elemento, a modo de líquido amniótico, conecta el mercado con la ciudad. Su configuración se conforma a base de cuatro volúmenes independientes rompiendo el perímetro del edificios antiguo y de la manzana que lo contiene. El edificio preexistente se expresa como un volumen autónomo, que se abre en sus distintas fachadas, como un gran umbráculo urbano. Este volumen contiene los uso de venta del mercado y de los servicios municipales. Por el contrario la cafetería, ubicada al este en la Carretera de Alicun, forma parte de la plataforma como mecanismo dinámico de activación de la misma y manteniendo su versatilidad e independencia de uso del mercado.

Todo el programa de mercado se desarrolla en una sola planta. Paralelo a la fachada norte se concentran las de servicio de la actividad del mercado como las zonas de almacenes, cámaras frigoríficas, instalaciones entre otros. Este elemento se separa del mercado liberando la cubierta recuperada. Al oeste, en voladizo se agrupan las aulas del servicio municipal. Esta es la orientación más adecuada para iluminar naturalmente este tipo de espacios; mientras que los espacios de servicio se sitúan con orientación Norte.

El nuevo cerramiento de policarbonato del mercado dota al conjunto de una contemporaneidad necesaria. Sus vínculos con la región son manifiestos, dotando a la actuación de unidad, vínculos entre el exterior-interior, permeabilidad, conectividad, ligereza frente a la pre-existencia. La fachada permite el paso de luz natural durante el día y posibilita ser un faro lumínico de la plaza durante las horas nocturnas. La ligereza de su materialidad posibilita abrirse totalmente en su frente este y sur, incorporando este nuevo espacio público. Los espacios interiores y exteriores se entrelazan, generando diferentes actividades y desdibujando una entrada definida. Los límites entre dentro y fuera se diluyen. La liberación de la planta permite la continuidad del espacio público.

Los puestos del mercado se presentan como un juego geométrico, como una arquitectura con un orden impuesto basada en un sistema completamente modular. Se consigue diversidad a través de la repetición de una unidad sencilla. Un sistema complejo, basado en abstracciones geométricas, garantizando la relación entre las partes singulares y el conjunto. Una forma que se caracteriza por la adicción espacial. Un espacio continuo y al mismo tiempo compartimentado. Aunque todos los componentes espaciales son independientes, forman un conjunto.
Se trata de una estructura flexible, cambiante, un espacio continuo casi completamente abierto que se extiende a lo largo de un único espacio.

El recorrido como mecanismo de interacción social, promovido por la movilidad de los usuarios, que conecta diferentes espacios. El itinerario del mercado ofrece distintas alternativas y posibilidades de recorrido. Su forma cambia, se estrecha, se ensancha, se gira. El espacio se experimenta a través del movimiento.  Las distintas perspectivas son parte de la propuesta arquitectónica, realzando las conexiones visuales más determinantes  El visitante atraviesa una serie de espacios de diferente carácter, una secuencia de experiencias espaciales, como una secuencia casi cinematográfica. Una experiencia sensorial, una conversación entre el mercado y la ciudad.